Loreto Sanhueza nació en Santiago de Chile.Sus inclinaciones artísticas se desarrollaron desde temprana edad y pintó su primer cuadro al óleo a los siete años mientras su madre posaba para un retrato, desde ese instante supo que su vida estaría dedicada a la pintura. Vivió varios años en el fundo de su padre y su contacto con el campo y su gente la marcó definitivamente en su obra. Sus cuadros reflejan un amor por el ser humano y su entorno con inspiración en las culturas indígenas latinoamericanas y de otras latitudes. En ellos demuestra esa carga de bondad, sabiduría, y belleza propia de los rostros de la gente de pueblo. Generalmente pinta mujeres, niños y ancianos en actitud de contemplación, rodeados por efectos personales y de trabajo. En sus bodegones se destacan las texturas y tramas de los portalones antiguos con sus cacharros de greda, ollas de cobre, alfombras y chales desgastados por el tiempo. Su dominio del dibujo, la viveza de sus colores y una excelente técnica en las cuales las del renacimiento con sus veladuras, del impresionismo en sus flores y paisajes, unidos a toques de espátula hacen de los cuadros de esta artista casi autodidacta algo especial.
 

Los abstractos son algo nuevo en su obra.

Sus estudios duraron tres años, los realizó en el Instituto de Arte Contemporáneo y con profesora particular, después siguió trabajando sola y descubriendo sus propias técnicas siendo un acierto sus trabajos sobre láminas de oro y plata. Ha impartido clases desde 1981 y desde hace varios años tiene su taller en el condominio Lomas del Mar, Maitencillo.

Loreto ha obtenido dos premios en el Museo de Arte Latinoamericano de La Florida y dos premios en Santiago de Chile. Sus cuadros se encuentran en colecciones particulares en USA, Canadá, Alemania, España, Holanda, Inglaterra, Australia, Nueva Zelanda, Indonesia, Brasil, Perú, etc. siendo la mayoría de ellos hechos especialmente a pedido por sus clientes. Sus obras se exhiben en Chile en el Hotel Gran Hyatt en Santiago. El año 2008 fue incluida como artista chilena en el libro de arte Iberoamericano "Imagen y Critica" y años después en el "International Contemporary Artists Volum VII".

El año 2011, Loreto fue invitada a participar en la Bienal de Florencia 2011, siendo distinguida con un premio especial, un diploma y una medalla de Lorenzo el Magnífico, otorgado por el jurado Internacional de pintura por dos de sus obras: el tríptico "Cultura Aymara" y el díptico "Cultura Precolombina".